TOC, TOC... ¿LO CONOCES?

 COMENZAMOS

Ponte en una postura cómoda. Cierra los ojitos. Pon tu mano en la barriga y siente como se mueve al respirar.Respira hondo para estar en paz por dentro. En el nombre del Padre, del Hijo….


Observa esta imagen, piensa quién es, qué hace y cómo está. Comparte con los demás tus ideas y pensamientos.

¡SAN FAUSTINO!
Los más pequeñitos seguro que no lo conocíais. Fue el fundador de este colegio, un hombre muy bueno, que siguió los pasos de Jesús y dedicó su vida a cuidar y ayudar a los demás. 
Ahora pensamos: ¿Qué hacemos nosotros cuando nos encontramos con alguien que necesita que le ayudemos, que le escuchemos y le cuidemos?. 


ORACIÓN
Aquí estoy Padre Dios,
dispuesto a abrir mis manos,
para parecerme a Jesús 
y al Padre Faustino.
¡Para levantarlas con alegría!
Para amar de corazón.
Para ayudar y dar
la mano a todos.
Bendice mis manos, Padre Dios.

NOS DESPEDIMOS
Madre Divina Pastora, ruega por nosotros.
San Faustino Míguez, ruega por nosotros.
Beata Victoria, ruega por nosotros.
San José de Calasanz, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

   
                    

Comentarios