MIÉRCOLES: QUIERO SER COMO TÚ.

 COMENZAMOS

Ponte en una postura cómoda. Cierra los ojitos. 
Pon tu mano en la barriga y siente cómo se mueve al respirar.
Respira hondo para estar en paz por dentro. 
En el nombre del Padre, del Hijo….


Jesús,
 reconozco que muchas veces sólo pienso en
mí y no me preocupo por los demás; 
que sólo quiero hacer lo que me gusta, 
y no ayudo en casa, 
ni estoy atento en la escuela, 
ni trato bien a la gente,
ni soy capaz de compartir con los demás lo que tengo...
Jesús, te pido que me perdones y me enseñes a
ser como tú, y a llevar alegría a los que están a mi alrededor.


Ahora, cerramos los ojos, y hablamos un ratito con Jesús. 
Él te escucha atentamente y se alegra de que quieras compartir tus pensamientos con Él. La cuaresma es el tiempo perfecto para cambiar nuestra actitud.
(Dejamos unos minutos de silencio.....) 


ORACIÓN



NOS DESPEDIMOS

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros.
San Faustino Míguez, ruega por nosotros.
Beata Victoria, ruega por nosotros.
San José de Calasanz, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Comentarios